Sistemas De Cultivo Avanzados

  • Sistemas DWC
  • Sistemas NFT
  • Sistemas EBB y por inundación
  • Sistemas Verticales
  • Sistemas Hidropónicos

    Los sistemas hidropónicos son un tipo de cultivos basados en la hidroponía o agricultura hidropónica. Este tipo de sistemas son cada vez más utilizados ya no solo por profesionales sino por aficionados en jardines urbanos y cultivos en interior.

    En este tipo de cultivos se utiliza un sistema de sujeción inerte, como bolas de arlita, lana de roca o discos de neopreno entre otros para sujetar la estructura de las plantas mediante el tallo o las raíces.

    Los nutrientes se aportan constantemente mediante el agua de riego, que puede estar en constante circulación, desechada o estancada para riegos por inmersión. Este aporte constante de nutrientes permite una disponibilidad total y al no tener que gastar energía en su búsqueda se obtienen los mejores resultados en cuanto a tiempo de cultivo y producción.

    Es importante mencionar que en este tipo de cultivos es imprescindible un correcto nivel de pH y EC en el agua de riego. Un desajuste en el pH impediría la correcta absorción de ciertos nutrientes dando lugar a carencias. Mientras que una EC demasiado baja también daría como resultado carencias en los nutrientes más importantes (nitrógeno, fósforo y potasio) una EC demasiado alta podría sobre fertilizar las plantas, paralizando completamente su desarrollo.

    Ventajas de los Sistemas Hidropónicos

    Los sistemas hidropónicos tienen una multitud de ventajas frente a los cultivos en tierra o en fibra de coco tradicionales. Debido a estas ventajas cada vez más cultivadores profesionales están pasándose a este tipo de plantaciones. Veamos cuáles son esas ventajas.

    Menor espacio

    Al no tener que utilizar macetas de gran tamaño que deban ser colonizadas por un sistema radicular muy expandido podemos meter una mayor cantidad de plantas en el mismo espacio incrementando así la producción.

    Mayor rapidez de cultivo

    Al aportar a las plantas los nutrientes directamente sobre sus raíces no tendrá que gastar energía desarrollando estas, y podrán utilizar esa energía en el desarrollo de las partes aéreas de la planta como tallo, ramas, hojas y cogollos.

    Mayor producción

    Con relación al punto anterior, al disponer las raíces siempre de nutrientes y no tener que gastar energía en su búsqueda las plantas pueden utilizar esta energía en la formación de cogollos más grandes. Otra de las ventajas es que la planta no absorberá nutrientes que hayan quedado retenidos en el sustrato como por ejemplo en la tierra, esto ayudará a una mejor formación de las flores.

    Menos plagas y espacio de cultivo más limpio

    Al no cultivar las plantas en tierra, evitaremos la aparición de plagas que suelen desarrollarse en tierra como los mosquitos de la tierra o los trips. Además, el espacio de cultivo no se llenará de restos de sustrato, por lo que el espacio de cultivo será más higiénico.

    Más económica

    No es necesario utilizar tanta cantidad de abono como en sustratos como la tierra o la fibra de coco, ya que se utilizan de una manera mucho más eficiente. Solo necesitaremos utilizar fertilizantes cada vez que vayamos a llenar el depósito.

    Respetuosa con el medio ambiente

    Al no cultivar las planta en tierra, el suelo no sufre erosión, ni acumulación de sales minerales lo que permite que el ecosistema no se vea alterado. Esto es una ventaja muy notable, ya que las explotaciones agrícolas están devastando superficies enormes de suelo.

    Otra de las razones es que la cantidad de agua a utilizada para regar las plantas es menor que en otro tipo de cultivos, ya que se usa de una manera mucho más eficiente.

    Tipos de sistemas hidropónicos

    Hay diferentes sistemas de hidroponía en el mercado. A continuación vamos a mencionar los más importantes y veremos qué son y cómo funcionan cada uno de ellos. Como podrás ver cada uno de ellos tiene sus características que lo convierte en una mejor opción según en qué tipo de cultivos.

    Sistemas hidropónicos DWC

    Los sistemas de hidroponía DWC por sus siglas en inglés Deep Water Culture se basan en sumergir las raíces de las plantas en un depósito de agua con nutrientes a la que se instala una bomba de aire para mantener la solución nutritiva oxigenada.

    Al no tener que desarrollar demasiado las raíces para buscar alimento, las plantas pueden utilizar esta energía que no necesitan en el desarrollo de nuevas raíces en fomentar el crecimiento de ramas y hojas, aumentando así la velocidad de la fase vegetativa.

    Este tipo de sistema se ha puesto de moda en los últimos años debido a su facilidad de uso, sus grandes resultados y su poco mantenimiento.

    Sistemas de hidroponía NFT

    Los sistemas hidropónicos NFT por sus siglas en ingles Nutrient Film Technique utilizan un sistema de canales en los que se hace circular el agua. Estos canales tienen aberturas donde se colocan las plantas y en los que sus raíces están en contacto con la solución de nutrientes que recorre estos canales.

    La parte superior de las raíces no está sumergida en el agua, lo que permite que reciban una mayor cantidad de oxígeno. Gracias a esto no será necesaria una bomba de aire, a no ser que los canales sean demasiado largos, donde habría que valorar la posibilidad de aumentar el oxígeno que reciben.

    Los sistemas de hidroponía NFT son muy económicos y sencillos de instalar, tan solo se necesitan los tubos o canales, macetas de rejilla y una bomba de agua. Son utilizados principalmente en grandes cultivos de hortalizas como la lechuga en los que se busca la mayor producción optimizando al máximo el espacio de cultivo.

    Sistemas EBB y por Inundación

    Los sistemas hidropónicos EBB o por inundación se componen de 2 depósitos. Uno en el que estarán instaladas las plantas y que se inundará cada cierto tiempo con el agua que contiene la solución de nutrientes. El otro depósito será el que contendrá el agua una vez se vacíe el primer depósito.

    Su funcionamiento es muy simple. Mediante una bomba de agua conectada a un temporizador se inundará el depósito superior durante unos minutos para que las plantas puedan absorber agua y nutrientes. Pasado este tiempo el agua será drenada al depósito inferior donde se almacenará hasta la próxima inundación. Durante este tiempo las raíces podrán recibir una gran cantidad oxígeno que les permitirá aumentar su rendimiento.

    La principal ventaja de este sistema es que necesita muy poca atención. Tan solo tendremos que asegurarnos de que el pH es el adecuado y de que el depósito tiene agua.

    El sistema más conocido es el sistema EBB & Grow de GHE. Aunque últimamente han salido sistemas de riego por inundación como los sistemas Autopot.

    Sistemas hidropónicos por goteo

    Conocidos como Drip System o riego por goteo este sistema de hidroponía va regando las plantas gota a gota. Para ello se suelen utilizar aros con microgoteros conectados a una bomba de agua que recogerá el agua con nutrientes de un depósito inferior.

    La planta se sujeta en una maceta llena normalmente de arlita o cualquier otro sustrato inerte que no retenga la humedad ni ningún tipo de nutriente. Las raíces se expandirán a través de este sustrato consiguiendo una buena sujeción.

    Probablemente el sistema hidropónico más conocido sea el WaterFarm de GHE.

  • Sistemas Aeropónicos

    Al igual que en la hidroponía, los sistemas aeropónicos utilizan un medio de sujeción inerte, como arlita, discos de neopreno o lana de roca que sujetarán el tallo de las plantas. Pero la principal diferencia es que las raíces no están en contacto con el agua, sino que permanecen al aire libre.

    La forma de riego en los sistemas de aeroponía es mediante nebulización o pulverización del agua sobre las raíces. Mediante esta forma las raíces tienen la mayor cantidad de oxígeno posible mientras pueden absorber directamente los nutrientes que se pulverizan sobre ellas.

    El agua que las raíces no son capaces de absorber vuelven al depósito, que debe mantener siempre unos niveles de pH y EC estables y adecuados para que los nutrientes sean siempre asimilables por las raíces, y garanticen la máxima cantidad de alimento sin riesgo de sobre fertilización.

    Los sistemas de cultivo aeropónicos son tan eficientes que no es de extrañar que sean utilizados por la NASA para cultivar frutas y verduras en el espacio, buscando una mayor sostenibilidad, así como comida saludable para su tripulación.

    Un sistema aeropónico no es apto para cultivadores principiantes, ya que es el método de cultivo más complicado de todos y hay que tener en cuenta ciertos parámetros que pueden reducir drásticamente la producción.

    Ventajas de los sistemas aeropónicos

    Los sistemas de aeroponía tienen una gran multitud de ventajas frente a los otros sistemas de cultivo. Los más importantes son una mayor velocidad en el crecimiento y una mayor producción. Este es el principal motivo que los cultivadores más experimentados utilizan la aeroponía en sus cultivos. Pero veamos ahora todas las ventajas.

    Mayor cantidad de aire en la zona radicular

    Al estar las raíces en contacto con el aire tienen disponible una cantidad muy superior de oxígeno que si estuvieran enterradas en tierra o en coco. Esto permite que el sistema radicular pueda absorber una mayor cantidad de nutrientes, favoreciendo un crecimiento más vigoroso y una mayor producción.

    Además, al no tener una humedad tan elevada, impide la aparición de enfermedades, hongos y podredumbre radicular.

    Crecimiento más rápido en plantas y propagación de esquejes

    Al disponer las raíces de más oxígeno no solo afecta a una mayor producción, sino que las plantas experimentarán un desarrollo mucho más rápido y los esquejes producirán raíces más rápido que en métodos tradicionales. De hecho uno de los mejores sistemas para hacer esquejes es el sistema aeropónico rainforest.

    Los sistemas aeropónicos permiten más plantas en menos espacio

    Al no tener que utilizar macetas con sustrato optimizamos mucho mejor el espacio, pudiendo poner más plantas por metro cuadrado, lo que conllevará un aumento en la producción.

    Menor consumo de agua

    Al igual que en los sistemas hidropónicos, solo se gastará el agua que realmente las plantas necesitan. Evitando la evaporación y el desecho de agua que las plantas no puedan asimilar. Los sistemas aeropónicos no son solo los más eficientes en cuanto a producción, sino que además son los más respetuosos con el medio ambiente.

  • Sistemas Domésticos
  • Sistemas AutoPot
  • Accesorios y Repuestos

Estamos actualizando diaramente nuestro catálogo con nuevos productos. Si estás buscando un producto y no lo encuentras; o bien, quieres sugerirnos algun producto... por favor contacta con nosotros.

No products

To be determined Shipping
0,00 € Total

Check out