Kits y Focos para Cultivo Interior de Bajo Consumo (CFL y LED)

Un kit de cultivo interior de bajo consumo es ideal para indoor pequeños o armarios para mantenimiento de madres y desarrollo de esquejes. Si quieres conocer todas sus ventajas sigue leyendo aquí.

En Optigarden te ofrecemos una gran variedad de focos de iluminación de bajo consumo a un precio muy barato, con envíos gratis y la máxima discreción en el envío.

Uno de los principales factores que muchos cultivadores tienen en cuenta cuando están buscando un sistema de iluminación para su cultivo es el consumo eléctrico para no tener luego sustos cuando llegue la factura de la luz. Por ese motivo una de las mejores opciones es comprar un kit de cultivo interior de bajo consumo.

El mercado de los focos para cultivo indoor de bajo consumo siempre ha estado dominado por las bombillas CFL o lámparas fluorescentes compactas. Pero con los últimos avances en tecnología LED también podemos clasificar estos como sistemas de bajo consumo. En esta sección encontrarás ambos tipos de focos.

Los focos de cultivo interior de bajo consumo son una gran opción para varias situaciones: espacios de cultivo pequeños, lugares de cultivo en los que hay una alta temperatura o cultivos destinados al mantenimiento de plantas madre y creación y enraizamiento de esquejes.

Principales ventajas de los kits de cultivo interior de bajo consumo

Tanto las bombillas CFL como los sistemas LED nos ofrecen prácticamente las mismas ventajas. Aunque los focos LED tienen algunas características que los hacen más eficientes, como por ejemplo mejor espectro visible o una mayor eficiencia en relación gramo por vatio. Veamos ahora cuáles son estas ventajas.

Ahorro en la factura de la luz

Esta es sin duda la principal ventaja que los cultivadores van buscando cuando están pensando en comprar un foco de cultivo interior de bajo consumo. Este tipo de lámparas no suelen consumir más de 250W, por lo que el ahorro en la factura de la luz será considerable.

Menos calor

Los kits de cultivo interior de bajo consumo generan muy poco calor en comparación con los sistemas de iluminación de sodio tradicionales. Esto los hace una opción ideal para espacios pequeños o para lugares donde el clima es caluroso durante la mayor parte del año.
Gracias a su poca emisión de calor estos sistemas de iluminación nos permitirán cultivar durante los meses más calurosos de verano.

Fácil instalación

Estos focos se instalan fácilmente, tan solo hay que enroscar la bombilla en su portalámparas en caso de las CFL. En caso de utilizar LED tan solo habrá que conectarlos a la toma de corriente.

Menor deshidratación del sustrato

Al no generar tanto calor, el agua de la tierra no se evapora tan rápido. Esto nos ahorrará por una parte trabajo, ya que no tendremos que regar con tanta frecuencia, y por otra parte nos ahorrará dinero, ya que no tendremos que gastar tanto fertilizante.

Con las bombillas de bajo consumo CFL o LED tendremos que tener especial cuidado y no regar en exceso, ya que una humedad constante en el sustrato podría producir problemas en las raíces de nuestras plantas. Otra opción es utilizar fibra de coco como sustrato principal, ya que el coco tiene una mayor capacidad de retención de agua.

Dudas frecuentes sobre los focos de cultivo interior de bajo consumo

Si estás pensando en comprar un kit de bajo consumo para cultivo interior seguro que te haces muchas preguntas. Para resolverlas hemos reunido aquí las preguntas más frecuentes sobre estos sistemas de iluminación.

¿Lámparas para cultivo interior de bajo consumo CFL o LED, cuál elegir?

kits para cultivo interior de bajo consumo

Nosotros te recomendamos un foco LED. La principal razón es que debido a que el espectro de color es más completo, estos sistemas de iluminación ofrecen una mayor producción y calidad en la cosecha que las bombillas CFL.
Por contra, presentan el inconveniente de que su precio es más elevado, estando aquí la principal ventaja de los CFL, cuyo precio es muy barato respecto a otros sistemas de iluminación. Aun así ambos sistemas ofrecen una gran rendimiento.

¿Los kits de cultivo interior de bajo consumo valen para crecimiento y floración?

Aunque podemos encontrar lámparas CFL específicas para crecimiento o floración, también podemos encontrar focos de bajo consumo con una temperatura de color de entre 3.000K y 3.500K. Estas temperaturas de color ofrecen grandes resultados tanto en la fase de crecimiento como en la fase de floración de nuestras plantas.

¿Qué espacio de cultivo abarcan los focos de bajo consumo?

El espacio que pueden cubrir dependerá de la potencia de las bombillas. Los focos de bajo consumo de 100, 105 y 150W son capaces de cubrir una superficie de 60 x 60 cm. Mientras que los kits de cultivo de 200 y 250W pueden abarcar una superficie de 80 x 80 cm, llegando a cubrir 1 metro cuadrado si lo que buscamos es mantener madres o hacer esquejes.

¿A qué altura de las plantas debemos colocar un kit de bajo consumo?

La distancia aproximada será de unos 40 centímetros de la punta las plantas en la fase de crecimiento y de unos 15 centímetros durante las semanas finales de floración.

¿Se pueden cultivar autoflorecientes con bombillas de bajo consumo?

Sí. De hecho son de los mejores sistemas de iluminación que podemos encontrar en el mercado para cultivo de autoflorecientes. El principal motivo es que este tipo de plantas se han de cultivar con la luz encendida al menos 20 horas al día, y cultivar con focos de bajo consumo nos supondrá un ahorro considerable en la factura de la luz.

¿Cuánto gasta un foco de cultivo interior de bajo consumo?

El incremento en la factura eléctrica si cultivamos con un kit de bajo consumo no sobrepasará los 15€ al mes si utilizamos luces de 250W e inferior a 10€ si utilizamos luces de 150W.

Si no te importa pagar un poco más en la factura de la luz, quizá te interesen los focos LED de 315W con los que aumentarás considerablemente la producción y la calidad de tu cosecha.

¿Necesito usar un balastro con un kit de cultivo interior de bajo consumo?

No. En ninguno de los dos sistemas se necesita utilizar un balastro. Las lámparas fluorescentes compactas (CFL) ya llevan el balastro incorporado. Tan solo hay que enroscarlas en su casquillo o portalámparas y conectarlas a la corriente eléctrica.
Por otro lado los sistemas LED tampoco necesitan un balastro adicional, vienen equipados con un driver que se encargará de regular y estabilizar la potencia.

Estamos actualizando diaramente nuestro catálogo con nuevos productos. Si estás buscando un producto y no lo encuentras; o bien, quieres sugerirnos algun producto... por favor contacta con nosotros.

No products

To be determined Shipping
0,00 € Total

Check out